viernes, 26 de octubre de 2007

Una mirada hacia el origen de la psicogenealogía

¿Cómo explicar el gran retorno de los antepasados con la psicoterapia? Freud no ignoraba su importancia: ninguno de nosotros está únicamente determinado por el triángulo papá-mamá-bebé, sino por una cascada de influencias que llegan de todo nuestro árbol genealógico. Sin embargo, el fundador del psicoanálisis ya tenía suficiente trabajo con el complejo de Edipo y, según dicen algunos, aparcó conscientemente el estudio de los antepasados. Hemos tenido que esperar un siglo para que los psicoanalistas reconozcan verdaderamente la dimensión transgenealógica. Y, de repente, este reconocimiento se ha convertido en un movimiento. Bajo el lema «estés donde estés tu familia siempre está contigo: acéptala y bendícela pero. libérate de ella», la psicogenealogía emerge en muchas prácticas y escuelas

Es conveniente observar los distintos investigadores que trabajan sobre el tema:

-Anne Ancelin Shützenberger, que se encontró sobre la pista transgeneracional mientras investigaba extrañas enfermedades que se repetían de generación en generación.
-Alejandro Jodorowsky, que presume de haber sido de los primeros en redescubrir la importancia del árbol genealógico.
-Bert Hellinger, que reconoce haberse visto influido por la cultura zulú cuando inventó las Constelacio-nes Familiares.
-Didier Dumas, que abre el enfoque transgeneracional a la Biblia y a dimensiones no occidentales (taoísmo, chamanismo, etc.).
-Chantal Rialland, que afirma que cada uno puede influir en su destino.
Serge Tisseron, que centra su atención en los secretos de familia que llegan a ser patológicos.
-Vincent de Gaulejac, que demuestra cómo los árboles genealógicos se reagrupan en grandes familias sociales.

En este artículo nos centramos en Anne Ancelin Shützenberger:

La psicogenealogía fue creada en Francia en la Universidad de Nice por AAS quien desarrolló este concepto en su libro ¡Ay mis ancestros!. El público se ha apropiado de esta palabra utilizándola en prácticas muy diversas sin ninguna relación con el concepto de origen, con una eficacidad a veces discutible, incluso peligrosa cuando es practicada por amateurs o por autodidactas.

La psicogenealogía clínica es a la vez un arte y una ciencia, y se necesita mucho tiempo para aprenderla, para lo cual es necesario una supervisión que acompañe este aprendizaje. Por otro lado implica una formación constante.Es difícil aprender a ver y escuchar todo con el tercer ojo, la tercer oreja y el sexto sentido. Como también es difícil aprender a callarse y a no hacer interpretaciones inoportunas (sauvages) , pero si, es importante saber intervenir, a veces rápidamente y en el momento oportuno.Anne ha formado pocos alumnos en pocas ciudades y en pocos países. Ella recibe directamente en Paris, y a veces durante sus vacaciones en Haute Savoie (Francia).

Talleres temáticos, desenredos, historias y traumatismos familiares
A través de este trabajo, abordamos los secretos de familia, los “no dichos”, el “síndrome de aniversario”, las repeticiones familiares agradables o trágicas, las “lealtades invisibles”, el nivel de estudios, el nivel económico, las alianzas, rupturas, desarraigos y transmisiones familiares. Esta tarea es realizada por un terapeuta clínico (medico, psicólogo o psicoanalista, a veces un especialista en “sociología clínica”, una “enfermera clínica”, especialmente formados) o por un terapeuta familiar, analítico o sistémico, o formado en terapia transgeneracional.
La transmisión familiar es muchas veces conciente, clara y hablada. Esto son los lazos intergeneracionales.Muchas otras veces, es involuntario, inconsciente, transversal, escondido, callado, deformado y ligado a un secreto, al “no dicho”. Estos son los lazos no elaborados transgeneracionales.

La familia elije muchas veces guardar un secreto sobre algún evento trágico o difícil, diciendo “Es para tu bien”. El secreto que se instala en la primera generación es ignorado por la segunda, pero lo hace sentir muchas veces mal. Este secreto se escapa , se esconde en una “cripta” y aparece como un “fantasma”, o como obsesiones, búsquedas, sufrimientos, pesadillas, enfermedades graves, accidentes de aniversario etc. El secreto se manifiesta indirectamente en la tercera generación y a veces durante más de un siglo, en lazos transgeneracionales.
Las “lealtades familiares invisibles” se tratan por la “parole vraie” (la “palabra verdadera”) como dice Francoise Dolto, y también por la psicoterapia ligada a la psico historia familiar y a sus hechos reales o imaginarios y por las acciones simbólicas reparadoras, que permiten terminar con estas “tareas inacabadas” (duelos en particular) cerrando las Gestalts y por lo tanto terminando las repeticiones dolorosas o nocivas.
Herramientas preferidas de la psicogenealogia clinica, del genosociograma o “geno”. Trabajo individual o en grupos “geno”

Se busca primero la historia de vida personal y familiar, psicogenealogica. Es interesante, muchas veces trabajar en grupos pequeños de dos o tres personas que no se conocen , durante dos o tres días, ya que la memoria de unos abre a veces los agujeros de memoria de los otros.
Referencias: Ay mis ancestros , Freud, Groddeck, Foulkes, Moreno, Bateson, Francoise Dolto.

Un libro interesante...Mis antepasados me duelen

1 comentario:

Gen W dijo...

Yo acabo de transcribir este libro.... si te interesa tenerlo contactame :) solo lo hago porque me parece un libro muy interesante para leer. carestrada hotmail.com