miércoles, 3 de octubre de 2007

El nudo narcisista, "el otro no existe"

Dentro de la psicogenealogía es importante aprender a reconocer los nudos más importantes. El nudo narcisista es uno de los más frecuentes...

Este nudo nos impide ver al otro. “Todo queda igual”, todo se estanca.
Repetir lo igual a nosotros. Sólo acepto, solo me relaciono, sólo me atrae del mundo lo que sea el reflejo de mi propio pensamiento:
-Mismo nombre
-Misma profesión
-Mismas ideas filosóficas
-Misma edad, etc.
No aceptamos que nos contradigan. Se nos educa repitiéndonos: ¿Te crees superior? o ¿Por quién te tomas? Aprendemos a buscar el aplauso y el amor de los otros sin ser capaces de amarnos a nosotros mismos, eso es narcisismo.
La repetición de los nombres genera una “catástrofe genealógica”. No nos dan una existencia real, quedamos obligados a repetir destinos ajenos. No nos vieron y fuimos los únicos que nos vimos, lo que nos condujo a construirnos un sistema de defensa.

Una noticia de actualidad puede ayudarnos a entender el funcionamiento de este nudo.

Una española destituida como presidenta de una asociación de víctimas del 11-S por un testimonio inverosímil. Tania Head, afirmaba ser uno de los 19 supervivientes que se hallaban en los pisos donde impactaron los aviones o en las plantas superiores.

Es un testimonio inventado en el que se cree el ombligo del Universo, en este caso el ombligo de los atentados más mediáticos de la historia.

En realidad se llama Alicia Esteve Head y es de Barcelona, y aseguraba trabajar en las oficinas que el banco de negocios Merrill Lynch tenía en la torre sur, haber estudiado en las universidades de Harvard y Stanford -hechos que desmienten las citadas entidades- y estar a punto de casarse con su novio, Dave, que murió en la torre norte (la familia y los amigos de este hombre nunca habían oído hablar de ella).
Algunos de los compañeros de trabajo aseguran que era de carácter complicado, tenía aspiraciones profesionales y quería ser siempre el centro de atención, en ocasiones relatando historias prácticamente imposibles.

Parece un “narcisismo intelectual”, donde esta chica busca “el aplauso y el amor de los otros” sin ser capaz de amarse a ella misma.

Pertenece a una familia de conocidos empresarios barceloneses que se vio implicada en 1992 en el escándalo económico conocido como el caso Planasdemunt. Su padre y su hermano fueron condenados a penas de prisión por un delito de falsedad documental (fraude de pagarés falsos) distribuidos por la empresa barcelonesa BFP.

Siguiendo la estela familiar, quince años después, se fabrica una identidad falsa inventando una historia tan rocambolesca que acaba por ser descubierta. El nudo narcisista se construye alrededor de un gran vacío…
Una maga colaboradora añade unas pinceladas geniales para redondear el artículo.

Hay una relación fantástica entre lo paranoide y lo narcisita
Los tres síntomas clave que conforman un cuadro paranoide son:
-Delirio de grandeza
-Celotipia (los celos nacen de querer poseer a la persona amada)
-Delirio de persecución

Una persona narcisista:
-Se cree el ombligo del mundo, son egocéntricos, los más grandes.
-Desea poseer a la persona amada porque realmente lo que ama es a su propio reflejo y no soporta que este sea poseído por nadie.
-Cómo el mundo gira a su alrededor, creen que todo el mundo los observa, es una susceptibilidad extrema y en el peor de los casos, reconocen sus propios demonios en la realidad que les rodea y los persigue.