viernes, 28 de septiembre de 2007

El árbol genealógico y sus nudos

En el artículo de ayer introduje el concepto de nudo, aunque no lo expliqué. En palabras de Marianne Costa, “los nudos son miedos cristalizados que pueden desembocar en neurosis”. Un nudo es un espacio donde hay miedo, para tratarlo hay que abrirlo como si se tratara de una puerta cerrada.

Todo niño recién nacido es un genio en potencia, aunque en general pronto empiezan a establecerle límites. Los límites que se imponen crean “falsas identidades” que impiden su expansión. Esos (límites o nudos) se generan con prohibiciones desde la familia y también con la educación recibida.
En la actualidad debemos deshacer esos nudos actuando con suavidad, intentar manejarlos y que no sean ellos los que dirijan nuestra vida.

Dice Jodorowsky que no existen las familias perfectas; por el contrario, toda familia es una trampa, incluso las de los hombres iluminados. Al salir del vientre materno el feto busca al padre, y si no hay padre habrá patología. Nuestro destino se va conformando así desde nuestros primeros pasos. Si a la hija le pusieron igual nombre que a la madre, estará en incesto (figurado) con su padre; si le pusieron el nombre de su abuela paterna, su padre esperará que su hija sea tan “grande” como lo fue su propia madre; si te llamaron María o José, esperan de ti castidad y pureza.
Cuando los padres querían un hijo varón pero tuvieron una niña; en esta situación la muchacha, cuando crezca, se negará a sí misma el placer como mujer.

Dice Jodorowsky que la clave consiste en investigar los nudos de nuestros árboles genealógicos para evitar repetir los errores de nuestros antepasados. Las neurosis que padecemos debemos tratarlas con la potente medicina psicomágica.

Tratemos de profundizar un poco más en el tema de los nudos. ¿Cuáles son los patrones más repetidos dentro de un árbol genealógico?
Jodorowsky lo explica muy bien: “esos patrones se llaman núcleos, cuando se prohíben y no se realizan se llaman nudos”. Son los siguientes:
-Nudo incestuoso
-Nudo narcisista
-Nudo homosexual
-Nudo sadomasoquista
-Neurosis social.
El ser humano va transitando por esos nudos, o los va deshaciendo. Las amarras al pasado se evaporan. Freud llamó a eso la novela familiar, porque es como una novela, con muchos problemas distintos.

Para Jodorowsky nuestro inconsciente es todopoderoso, un gran aliado si sabemos usarlo, o un poderoso enemigo en caso contrario. Mediante el acto psicomágico realizamos metafóricamente lo anhelado y nuestro inconsciente acepta la réplica. Entonces los traumas se disuelven, con una eficacia tal que la psicomagia puede ahorrarnos años de psicoanálisis.
No obstante, la psicomagia exige ajustarse a ciertas normas. Así, cuando el “psicomago” te ofrece una fórmula para liberarte de algún problema, dicho acto no puede variarse en ningún detalle, ya que el inconsciente aprovechará cualquier resquicio para escapar.

La ley del árbol genealógico, es la ley de la repetición, y en caso de que no nos liberemos de la cadena mediante el acto psicomágico, estamos condenados a repetir los errores de nuestros ancestros.

Para terminar, unos ejemplos que pueden servir para entender el significado de los nudos, aunque en próximos artículos profundizaremos en el tema.
-Madres que odian a los hombres y forman un nudo lésbico con su pequeño hijo: para ese niño, crecer implica ser hombre y perder el amor de la madre, de modo que preferirá mantenerse en una eterna infancia.
-El nudo homosexual está presente entre los niños que estudian en los monasterios Zen, en los futbolistas, las monjas, los samuráis y entre los lamas.
-Nudo narcisista, propio de aquellos que buscan como compañero/a a una réplica lo más parecida posible a ellos, declara que en el fondo este tipo de personas desean acostarse consigo mismas y sólo descansarán cuando lo consigan

1 comentario:

geocondina dijo...

Creo que ésto puede ser coplicado. pueden darse varios nudos contradictorios entre sí ¿no?Observo que en mi árbol el peso de las mujeres ha sido generalmente superior al de los hombres, que han muerto prematuramente o han sido marginados, pero a la vez, estas mujeres encadenan un problema de creatividad, de haberse visto "obligadas" a ocultar lo que ellas querían en la vida, es decir, de poder femenino, entonces ¿no?. Yo convivo con esta dualidad, y me es muy difícil resolverla ¿cómo permite a mi parte femenina desarrollarse en plenitud, sin que se vea lastimada, o marginada mi parte masculina?